¡Consulta disponibilidad en nuestro hotel y Reserva ya! Reserva ya

El origen de nuestro nombre

Para el Hotel el Privilegio de Tena es muy importante acercar la más pura esencia del Pirineo Aragonés a nuestros huéspedes. La decoración, la localización o la ambientación de las habitaciones es prueba de ello. Y, por supuesto, también lo es nuestro nombre.

El nombre del hotel responde a las circunstancias que vivieron nuestros antepasados, de tal forma que nosotros hemos querido hacernos partícipes de su historia. El Hotel el Privilegio de Tena debe su nombre precisamente a los privilegios que tenían en la zona de los Pirineos sus habitantes en la época feudal.

Estos beneficios se debían a que muchas de las poblaciones de la zona se quedaban incomunicadas por la nieve en los periodos de invierno. Dicha situación suponía que durante 4 y 5 meses estas gentes se enfrentaban a una gran dificultad para realizar sus tareas diarias. Ante este inconveniente, el Rey quiso subsanar la situación otorgando una serie de privilegios a los habitantes perjudicados.

Estas concesiones se basaban principalmente en medidas fiscales o descuentos para paliar los efectos del aislamiento en montaña. Un ejemplo de dichos privilegios era durante la trashumancia. En este tipo de pastoreo, los ganaderos se veían obligados a llevar el ganado a “Tierra Baja” para que pudieran alimentarse, pero debido a la dificultad que esto suponía para ellos, quedaban exentos de pagar los impuestos al pasar por cada población. Así mismo, también tenían exenciones en lo referente a materias de primera necesidad como el trigo o el vino.

En nuestro hotel queremos que respires Pirineo desde el inicio hasta el fin de tu estancia y nuestro nombre es prueba de ello. Ahora te toca a ti disfrutar de los privilegios que nosotros te ofrecemos.