¡Consulta disponibilidad en nuestro hotel y Reserva ya! Reserva ya

NUESTRO EQUIPO

Cuando en 2002 decidimos rehabilitar una cuadra que era una antigua abadía perteneciente a la familia, no sabíamos que nos íbamos a convertir en un fleuron como dicen los franceses, un referente en el valle de Tena.

En 2003 ampliamos con 20 habitaciones más y lo que pretendíamos era atesorar un carácter profundamente humano.

 

Tras acabar su carrera Toño, nuestro hijo se unió a nosotros en este proyecto de vida tan importante. Con él pudimos aspirar a tener un hotel gastronómico. Por ello, en este hotel boutique hay mucho de gestión familiar y lo que queremos conseguir es un hotel que sea para volver.

Intentamos conseguir el lujo en plena naturaleza, hacer una estancia única, deliciosa. Para nosotros los detalles, sí son importantes.