¡Consulta disponibilidad en nuestro hotel y Reserva ya! Reserva ya

Piscinas naturales en el Valle de Tena y Alto Gállego

Hemos preparado un post muy refrescante para estos momentos de calor que se están viviendo en buena parte de España.  Para que vayáis tomando nota, os traemos algunos puntos del Valle de Tena y Alto Gállego donde necesitaréis bañador y toalla. Hemos hecho un resumen con los que nos parecen más interesantes, pero hay muchísimos más.

Un buen baño en estas aguas de color esmeralda, frescas, limpias y en un entorno natural como éste es una sensación indescriptible. ¡Tienes que venir y vivirlo!

  • Embalse de Búbal y de Lanuza

El Embalse de Búbal recoge las aguas del río Gállego y es un buen lugar para darse un baño. Popularmente se le conoce como el Pantano de Búbal y se encuentra entre la localidad de Búbal y El Pueyo de Jaca, las formas más accesibles de llegar al agua son desde el antiguo embarcadero o desde el Pueyo. También podéis acercaros hasta Sallent de Gállego y Lanuza. Allí se encuentra el Embalse de Lanuza. Además en el Embarcadero Suscalar podréis realizar todo tipo de actividades acuáticas como piraguas o kayak con unas vistas espectaculares a la Peña Foratata.

Embarcadero de Lanuza - Suscalar
Foto de www.huescalamagia.es
  • Pozas de Polituara 

Polituara es un pueblo que fue abandonado tras la construcción del embalse del Búbal. A día de hoy aún podemos ver algunas de sus casas semiderruidas. Para llegar a las pozas hay que atravesar las casas y bajar por un camino que gira a la derecha, si continuas unos 10 minutos el curso del río llegarás a una zona donde se ensancha el cauce y podrás darte un baño en estas magníficas badinas.

Al pueblo se llega cogiendo un pista a la derecha que sale justo antes de la primera curva, después de pasar el estrecho de Santa Elena, en dirección a Valle de Tena. El coche se deja al inicio ya que hay una cadena que impide el paso a vehículos.

  • El barranco de Os Lucas

Desde Oros Bajo se puede subir cómodamente a pie por una senda que discurre por la orilla del río hasta llegar, en 15 min. aproximadamente, al espectacular Barranco Os Lucas. Es una doble cascada en la que el agua cae a una poza redonda y bastante profunda para nadar un poco. En medio hay una piedra con forma de hamaca que invita a descansar. Es fácil encontrar grupos de barranquistas,  descendiendo este barranco.

Cascada de Oros - Barranco Os Lucas
Foto de www.airelibreytecnologia.com
  • Barranco del Gorgol

Desde el hotel se llega caminando no más de media hora. El Gorgol es un barranco con un descenso divertido y ameno, es un cañón que concentra en su corto recorrido saltos, toboganes y rápeles, todo rodeado de un fantástico paisaje. Tiene fácil acceso, una bonita estética y perfecto porque no, para iniciarse en la práctica del barranquismo. O si no sois tan atrevidos daros un bañito en una de sus pozas, aunque no es apto para frioleros 🙂

Poza del Gorgol - Barranaco del Gorgol

  • Pozas de Santa Orosia

Muy conocida es la llamativa y gran Cascada del Chorro en la subida a Santa Orosia desde Yebra de Basa. Lo más desconocido son las bonitas bañeras en su cabecera. Desde allí tenemos unas fantásticas vistas sobre el Valle del Río Basa y Sabiñánigo, una buena losa de conglomerado para tomar el sol y varias pequeñas pozas para darse un bañito.

Comienza el paseo en la Ermita de la Cruz, desde donde discurre el sendero por la faja hacia las ermitas rupestres y continúa  una pequeña senda que nos llevará por el borde del acantilado hasta el último tramo del río antes de la cascada del Chorro.

Pozas de Santa Orosia
foto de www.bobisbikes.com

Otra opción para refrescarse es darse un baño en alguno de los ibones que tenemos en el Pirineo, aunque nos costará un poco más llegar y, en muchos de ellos, el agua solo es apta para valientes. De todas formas, después de una buena caminata darse un baño siempre es una grata recompensa.

Ya ves, el calor ya no es un problema, elige una de nuestras escapadas y ven a refrescarte al Pirineo.