¡Consulta disponibilidad en nuestro hotel y Reserva ya! Reserva ya

Precauciones para conducir con nieve

Ya estamos casi a mediados de noviembre y las primeras nevadas están cayendo. Esto significa que hermosos paisajes envolverán al Valle junto a divertidas actividades para todas las edades. Pero, lo cierto es que tampoco hay que olvidar el lado negativo de esta manta blanca.

El Valle de Tena cada invierno se invade de nieve en cada esquina, por ello es necesario que conozcas al pie de la letra los consejos de conducción antes de comenzar una travesía por carreteras nevadas.

Consejos para una conducción segura con nieve

,A lo largo de nuestra vida estamos invadidos de consejos que al final olvidamos. Esto es cierto, y como lo sabemos, queremos refrescaros la memoria sobre la influencia que tienen el hielo, el viento y la nieve en la adherencia del coche. Por ello, debéis intentar memorizar estos consejos para una conducción segura sobre la nieve o el hielo:

Mira la previsión meteorológica de las zonas conflictivas

Es muy importante establecer como rutina la revisión de los partes meteorológicos antes de comenzar una ruta en invierno, especialmente si es larga y en zonas conflictivas como es el caso del Pirineo. Si revisas las temperaturas y las condiciones de las carreteras, podrás establecer la ruta más adecuada a las circunstancias y adecuar tu vehículo.

Con la calzada fría, sin necesidad de que haya nieve, ya hay que extremar las precauciones. Incluso hay coches que pitan cuando la temperatura es inferior a 4ºC, esto es indicador de que existe un peligro.

Ve cómodo al volante

Si el conductor va a tener que enfrentarse a circunstancias adversas en la carretera, deberá estar equipado para ello. Es decir, deberá ir vestido de una forma cómoda, que no irrumpa en la conducción y deje hacer movimientos rápidos, prestando especial atención al calzado. Este debe de estar bien sujeto al pie, al mismo tiempo que deje notar bien lo pedales para calcular la fuerza que ejercemos.

Preocúpate por la puesta a punto de tu coche

Antes de comenzar la ruta, se debe:

  • Comprobar que todos los líquidos del coche se encuentran en los niveles adecuados. Pon mayor atención en el anticongelante.
  • Revisar la dirección del coche y los frenos (discos y pastillas).
  • Mantener en buen estado los limpiaparabrisas para que puedan arrastrar bien la nieve.
  • Llevar neumáticos de invierno con una profundidad mínima de 1,6 mm o cadenas para evitar deslizamientos.

Cadenas para la nieve

Es recomendable llevar siempre unas cadenas en el maletero durante todo el invierno. Si tu coche lo permite, estas te podrán socorrer de los temporales imprevistos, por ejemplo. Por supuesto, debes saber cómo ponerlas, por lo que cualquier momento es bueno para ver un tutorial de cómo ponerse las cadenas en el coche.

Mantén una conducción adecuada

Este es quizá uno de los puntos más importantes para guardar la seguridad al volante con nieve en las carreteras. Por ello, deberás tener en cuenta, al menos, estos factores:

  • Mantener una distancia de seguridad con el coche que nos precede mucho más amplia que la habitual. Ya que, en el caso de una frenada brusca, el coche necesita mucho más tiempo para poder frenar.
  • Si nieva mientras conduces, deberás llevar las luces de carretera encendidas como medida de seguridad. Así, serás más visible para otros conductores.  
  • El manejo al volante debe de ser mucho más suave. No hagas en ningún momento un volantazo brusco.
  • Reduce la velocidad y circula con marchas largas para evitar perder tracción.  Usa suavemente el pedal del acelerador y usa las marchas como freno en vez del pedal.
  • Hay que mirar con antelación la carretera y observar las circunstancias que te rodean. Mira más lejos de lo habitual, especialmente las curvas.

Ya lo sabes, la conducción con nieve en las carreteras no es ningún juego. Estos son algunos de los consejos que puedes seguir para hacer un viaje seguro, pero está en tu manos cumplirlos.